Ciclo Anatomia

Células Madre y Cáncer, por Natalia Pagán

Nuestra compañera Natalia se ha decantado por la versatilidad y pluripotencialidad de las Células Madre para el tratamiento de diversas patologías, sobre todo los cánceres del sistema inmune.

Os dejamos con su estupendo trabajo.

CÉLULAS MADRE

Las células madre son un tipo de células que se encuentran en el organismo y que tienen la capacidad de poder transformare en otro tipo de células.

A fecha de hoy las células madre se ven como llave para muchos tratamientos y cura de enfermedades.

Tipos de células madre

Hay dos tipos de células madre principalmente: las embrionarias y las adultas.

  • Células madre embrionarias: son las que se hallan en el embrión. Cada una de estas células madre se va a diferenciar y se transformarán en las distintas células que darán lugar a los órganos, huesos y demás células y tejidos del organismo. Estas son las células madre que más les interesan a los científicos ya que con ellas pueden crear cualquier tipo de células.
  • Células madre adultas: son células indiferenciadas (que no están completamente desarrolladas) que se encuentran en células ya definidas y que tienen la cualidad de diferenciarse para transformarse en células especializadas, pero solo del órgano o tejido al que pertenecen. Un ejemplo de este tipo de células son las que se generan en la medula ósea y que se transforman en los tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, blancos y las plaquetas.

 Trasplantes de células madre

Los trasplantes de células madre son procedimientos que restauran las células madre que forman la sangre en individuos cuyas células madre fueron destruidas por dosis muy elevadas de quimioterapia o de radioterapia que se usan para tratar algunos cánceres.

Tipos de trasplantes células madre

En un trasplante de células madre, las células madre que forman la sangre se transfunden en su torrente sanguíneo. Viajan a la médula ósea en donde remplazan a las células que se destruyeron por el tratamiento. Las células madre que forman la sangre y que se usan en trasplantes provienen de la médula ósea, del torrente sanguíneo o de cordón umbilical. Los trasplantes pueden ser:

  • Autólogos, lo que significa que las células madre provienen de el paciente.
  • Singénicos, lo que significa que las células madre provienen de su gemelo idéntico, si se tiene uno.
  • Alogénicos, lo que significa que las células madre provienen de otra persona. El donante puede ser un pariente consanguíneo, pero puede ser también alguien sin parentesco con usted.

Cómo actúan los trasplantes de células madre contra el cáncer

Los trasplantes de células madre en general no actúan directamente contra el cáncer. En vez de eso, ayudan al paciente a que recupere su capacidad para producir células madre después de tratamiento con dosis muy elevadas de radioterapia o de quimioterapia, o de ambas.

Sin embargo, en el mieloma múltiple y en algunos tipos de leucemia, el trasplante de células madre puede actuar directamente contra el cáncer

Quién recibe trasplantes de células madre

Los trasplantes de células madre se usan con más frecuencia para ayudar a personas con leucemia y con linfoma.  Pueden usarse también para neuroblastomas y mieloma múltiple.
Se están estudiando los trasplantes de células madre para otros tipos de cáncer

Cuánto tiempo se lleva un trasplante de células madre

Un trasplante es un proceso que puede llevarse unos meses para completarlo. El proceso empieza con tratamiento de dosis elevadas de quimioterapia, de radioterapia, o una combinación de las dos. Este tratamiento dura una semana o dos. Cuando haya terminado, tendrá unos días de descanso.

En el procedimiento siguiente,  recibirá las células madre formadoras de sangre. Le darán las células madre por un catéter intravenoso.  Este proceso es como recibir una transfusión de sangre. El proceso de recibir todas las células madre dura de 1 a 5 horas.

Después de recibir las células madre, empieza la fase de recuperación.  Durante este tiempo, la espera para que los glóbulos de la sangre que se recibe empiecen a producir nuevos glóbulos.

Prof. Susana Nieto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *