Ciclo Anatomia

Descalcificación del hueso

Los alumnos de primero de Anatomía de CESUR Murcia han realizado un experimento de  para comprobar cómo son capaces de doblar los huesos de pollo.

El tejido óseo tiene una matriz rica en colágeno que le confiere elasticidad. El depósito de cristales de hidroxiapatita, una sal de fosfato cálcico, y su posterior mineralización le confiere la dureza característica a nuestros huesos, esencial para dar soporte a nuestro cuerpo y soportar nuestro peso.

Si eliminamos el fosfato cálcico, podemos comprobar cómo podemos doblar fácilmente los huesos. No es que nos hayamos convertido en Popeye ni el Increíble Hulk. Es tan sólo que eliminamos el componente que da la dureza y nos quedamos con el colágeno, muy flexible.

Para ello necesitamos los siguientes materiales:

  • Huesos de pollo
  • Recipiente con tapa
  • Vinagre

 

Es necesario que los huesos estén crudos y limpios de restos de carne. Para ello nuestros alumnos de primero de Anatomía se han esmerado en limpiarlos muy bien con el bisturí.

A continuación se incuban en vinagre en atmósfera cerrada durante varios días, cambiando el vinagre cada 4 días aproximadamente.

Finalmente, sacamos los huesos y comprobamos su maleabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *