Ciclo Anatomia

DISECCIÓN DEL CORAZÓN

1. INTRODUCCIÓN.

La mejor forma de asentar los contenidos que se van desarrollando en clase es comprobarlos en el laboratorio. Para ello vamos a diseccionar un corazón de cerdo o cordero y vamos a reconocer su morfología.

2. MATERIAL NECESARIO
• Corazones de: cerdo, cordero… (uno por cada equipo de alumnos).
• Instrumental de disección (bandeja, bisturí, pinzas, tijeras…).

• Guantes de látex.
• Guía de disección y/o protocolo de prácticas

3. FUNDAMENTO Y PROCEDIMIENTO.

Antes de iniciar la disección es conveniente realizar una limpieza externa del corazón, quitando los posibles restos del pericardio (hoja exterior envolvente del corazón) y de la grasa depositada en la zona de salida de los grandes vasos.

3.1. OBSERVACIÓN DE LA ANATOMÍA EXTERNA (Observación del corazón por fuera)

Para empezar observa que el corazón tiene una cara anterior o ventral que es convexa y otra cara posterior más plana.

En la parte superior encontrarás dos masas musculosas asimétricas replegadas que son las aurículas. La parte de abajo, más carnosa, son los ventrículos.

En la parte superior del corazón se distinguen conductos sanguíneos de 2 tipos: Las arterias que son de mayor tamaño y diámetro y permanecen abiertas (sus paredes son elásticas y firmes), y las venas que son de menor diámetro y están cerradas y aplastadas (sus paredes no son elásticas).

Cara anterior o ventral (convexa)

Colocamos el corazón apoyado sobre la cara dorsal (plana), de este modo la aurícula y el ventrículo izquierdo quedan a nuestra derecha y la aurícula y ventrículo derecho a nuestra izquierda (como en el libro). La aurícula izquierda queda en posición avanzada con respecto a la derecha.

Entre los dos ventrículos se observa el surco anterior, que recorre oblicuamente el corazón pero no termina en su vértice. Este surco, al coincidir con el tabique interno que separa los ventrículos, nos indica que los ventrículos son de distinto tamaño, siendo el izquierdo el de mayor tamaño.

En la parte superior del corazón encontramos en posición adelantada la arteria pulmonar (lleva la sangre a los pulmones), que se dividirá dando las 2 arterias pulmonares. Por detrás, está la arteria aorta, que posteriormente se subdividirá llevando sangre oxigenada a todos los órganos. Para comprobar de donde sale cada arteria introduce una aguja enmangada en cada una de ellas. Si lo haces por la arteria pulmonar llegarás al ventrículo derecho, mientras que si lo haces por la aorta llegarás al ventrículo izquierdo.

Cara posterior o dorsal (plana)
Colocamos el corazón apoyado sobre su cara ventral (convexa).
Observa que entre los ventrículos hay un surco casi vertical llamado
surco posterior.
Cerca de la aurícula derecha vemos unos conductos cerrados y aplastados que son las venas cavas.

Si introduces la aguja enmangada comprobarás que llegan a la aurícula derecha.
Cerca de la aurícula izquierda verás conductos semejantes que son las venas pulmonares, si
introduces la aguja comprobarás que llegas a la aurícula izquierda.

3.2. OBSERVACIÓN DE LA ANATOMÍA INTERNA (El corazón por dentro)

Colocamos el corazón apoyado sobre su cara dorsal y vamos a realizar dos cortes:

Corte 1. Introduce las tijeras en la arteria pulmonar y sigue paralelo al surco anterior oblicuo y por encima de este (ver figura). De este modo observaremos en el ventrículo derecho (a nuestra izquierda):
-Las válvulas sigmoideas de la base de la arteria pulmonar
-Tres repliegues membranosos sujetos a la pared del ventrículo por fibras tendinosas que forman la válvula tricúspide

-El grosor de la pared del ventrículo

-Corte 2. Se inicia en la arteria aorta continuándolo por debajo del surco anterior
De este modo observamos en el
ventrículo izquierdo:
-Las válvulas sigmoideas en la base de la arteria aorta

-Dos repliegues membranosos sujetos a las paredes del ventrículo por fibras tendinosas, que forman la válvula mitral.
-El vértice del corazón que pertenece al ventrículo izquierdo -El grosor de la pared del ventrículo izquierdo

Ahora colocamos de nuevo el corazón sobre su cara ventral y vamos a observar internamente las aurículas. Introducimos la aguja por la vena cava y abrimos la aurícula derecha. Observa que:

-La ausencia de válvula en la base de las venas
-La delgadez de la pared de la aurícula en comparación con la pared del ventrículo
-El aspecto de “entramado” de la pared de la aurícula.

Para terminar, introduce la aguja por las venas e intenta llegar a las aurículas (más superficial) y a los ventrículos (a mucha más profundidad).
Observa también que parte derecha e izquierda están bien separadas y la sangre de derecha e izquierda nunca se mezclan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *